¿Qué es un embudo de conversión? ¿Y por qué tendría que importarte?

Actualizado: jun 12

Toda empresa que quiera crecer necesita lograr los resultados adecuados de manera sistemática. Sin eso se vuelve realmente complicado sobrevivir. Aún más en el mercado de hoy.


Para la mayoría de los negocios que existen hoy el crecimiento está asociado a una sola métrica: cantidad de clientes que tiene.


Antes que mejorar el margen, alzar los precios, la clave está en aumentar las ventas.


Ese es el desafío.


Por eso, por encima de todo tu negocio o la empresa en la cual trabajas necesita ese flujo continuo de clientes y transacciones.


Solo que con el crecimiento económico proyectado para los años que vienen en Paraguay, el aumento de la competencia y los costos de publicidad en alza las marcas tienen que ser cada vez más efectivas y precisas en su gestión.


Ahí es donde el embudo de conversión tiene relevancia.


¿Qué es un embudo de conversión?


Dicho en palabras sencillas, un embudo de conversión es el proceso o sistema de adquisición de clientes que tiene tu negocio.


Le decimos embudo porque este sistema o proceso tiene un flujo que se puede representar como un embudo.


Está divido en "fases". Estas fases siguen el proceso lógico y emocional de la toma de decisiones.


El embudo viene del hecho que el volumen de personas que forman parte de cada una de estas fases va de mayor a menor, y se van "filtrando" así como en un embudo (ejemplo acá abajo)




Así luce el típico embudo del flujo de captación y retención de clientes.


¿Por qué es tan importante que trabajes con este modelo?


La respuesta final: porque desarrollar tu embudo de conversión enfoca todos tus esfuerzos de Marketing & Ventas en el resultado final que buscas: nuevos clientes y nuevas compras/transacciones.


Hoy sencillamente ya no te podes dar el lujo de dejar de lado este modelo porque te va a costar en ventas directamente.


Si no conoces cuántas personas están dentro de cada una de estas fases, no vas a poder desarrollar acciones en acuerdo con eso.


El objetivo final que tenes como Marketero, Comercial o como empresario es lograr que más y más gente se vaya moviendo hacia abajo en el embudo y avanzando.


Acá te comparto algunos de los puntos que me parecen más valiosos al trabajar con este modelo.


¿Qué ventajas tiene trabajar con este modelo?


1 - Visibilidad del panorama global

Cuando enfocas tu trabajo de Marketing & Ventas con esta óptica, aseguras que no estas dejando de lado a ningún aspecto. En mi criterio, te permite hacer un trabajo mucho más coordinado e integral.

Y eso se traduce en mayor enfoque y mejores resultados.


2 - Mejores decisiones

Como consecuencia de ver el panorama global y entender la lógica integral, podes tomar mejores decisiones en todos los niveles.

Tácticas, inversiones, canales a usar y todo lo relacionado a tu proceso de captación.


3 - Sistematizar

Este es un modelo que permite sistematizar tu proceso de captación porque podes definir qué acciones se tienen que desarrollar en qué momento del proceso de compra y cómo cada una de estas acciones están conectadas entre sí. Sabes qué tipo de interacción entre tu cliente y tu marca tiene que disparar a la otra y así sucesivamente.


Veo muchas marcas trabajando solamente la parte final del embudo, o la parte superior, pero pocas se dedican a controlar el embudo en su totalidad.


Lo que todo eso genera es mayor efectividad.


Tu costo de adquisición baja, y tu taza de retención también.


Hay mucho más que se puede decir sobre este tema, porque es super extenso (y apasionante).


Hoy me limito a esta breve definición con la esperanza que te pueda animar a querer saber más sobre el tema y a enfocar tu gestión desde esta óptica.


Por amor a un marketing que genera resultados,


Giulio

¡Sigamos conectados! Publico contenido regularmente en estas plataformas:

  • medium
  • Instagram - Negro Círculo
  • Black LinkedIn Icon

Copyright © 2020 Giulio Correa - Todos los derechos reservados